Posts By :

Gustavo Ladelfa

LA MISTERIOSA DESAPARICIÓN DE 3 TONELADAS DE MUZZARELLA EN EL “TRIANGULO DE LAS BERMUDAS” DE MORENO

696 339 Gustavo Ladelfa

El día 5 de agosto del corriente año, y en ocasión de la circulación de mercadería perecedera por la Avenida Roca, es detenida una camioneta por un operativo de tránsito municipal. El vehículo que se encontraba con una carga de 2.800 kilogramos de mozzarella y quesos no contaba con la VTV correspondiente ni con el seguro, también se observó la falta de factura y remito de la mercancía. Y así fue reflejada en el acta de infracción.

El chofer del utilitario informado del secuestro del mismo, hizo lo propio con el propietario monotributista, que raudamente consiguió otro transporte refrigerado para hacer el traslado de la carga. Para cuando llego, móvil y carga ya se encontraban en el Abasto Municipal de Bromatología. No pudiendo ver ninguna de las dos cosas, fue redireccionado al Juzgado de Faltas Municipal, en el que obviamente le comunicaron que el acta aún no había llegado.

En menos de dos horas, entre la detención del vehículo y la llegada del interesado, la mercadería había sido sustraída hacia otro camión sin identificación. Y aquí pasaremos a relatar una sucesión de errores/horrores: primero de la Dirección de Tránsito, al quitar inapropiadamente (por enésima vez) el registro de conducir al chofer, para después hacerle manejar el vehículo hasta el destino donde fue vaciado. Después, al labrar dos actas, la segunda en ausencia de los afectados.

Ni hablar del departamento de Bromatología a cargo de Carlos Beliz, yerno de la Concejal del Movimiento Evita, Zulma Gil, que el jueves pasado observó en total silencio el pedido de comparecencia del funcionario al recinto. La oposición había originado un expediente sumario sobre el tema, al conocerse la respuesta oficial del Ejecutivo Local casi dos meses después. Los lácteos habían sido entregados rápidamente a merenderos de la localidad, sin la intervención necesaria del Juez de Faltas Martin Barcala (otra vez Barcala).

El camino de la mozzarella, según el oficialismo, fue el siguiente: el Director de Bromatología Carlos Beliz, informó del decomiso irregular a la Secretaria de Desarrollo Sostenible, Analía Cabañas; que a su vez decide junto a la Secretaria de Desarrollo Comunitario y actual candidata a Concejal del Frente de TODOS, Noelia Saavedra, la distribución a los más de 600 comedores de la ciudad (todos traídos a la gestión por Mariel Fernández).

Un punto aparte para la evasión permanente de los reglamentos establecidos para el ingreso a la administración pública. No solo el gobierno actual, tampoco los anteriores, toman en cuenta los concursos establecidos para tomar a los agentes, mucho menos se cumplimenta con la exigencia de los estudios alcanzados ni con la presentación del certificado de antecedentes penales.

La continua inconducta de los gobiernos populistas de pagar militancia (votos) con carguitos públicos es a esta altura abusiva. No solo la concejal Gil (que hoy enfrenta un conflicto de intereses para legislar), otrora puntera del asentamiento de Los Hornos en Cuartel V, impulsado por la pareja Fernández/Castro. También sus dos hijas son funcionarias, (una de ellas, pareja de Beliz), como así también Saavedra y su hermana, Secretaria Privada de Mariel Fernández. Todos del entorno íntimo de la Intendenta.

Es inminente la resolución del Juzgado de Faltas sobre el hecho, lo aguarda con ansias el damnificado y su abogado para realizar la denuncia penal correspondiente. En el mientras tanto, la oposición en el HCD originó un pedido de informes hacia el Ejecutivo, para que en el plazo perentorio de una semana se expida al respecto.

© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 

MORENO: DE LA CIUDAD “DORMITORIO” A LA FÁBRICA DE POBRES

695 317 Gustavo Ladelfa

A nadie escapa que Moreno venía creciendo en 100.000 habitantes cada diez años desde los ochenta. La movida impulsada por un tal Ernesto Lombardi y su famosa mesa sindical y el grupo conformado por el ya fallecido arquitecto Claudio Caveri, el ingeniero Luis Brunatti, Juan Bebe Ricci y compañía por el otro.

Se trataba de un grupo de intelectuales de izquierda encolumnados detrás de las ideas Guevaristas, que quedaron sepultadas definitivamente en La higuera en octubre del 67 y en las Encíclicas papales que rezaban sobre el derecho inalienable del hombre sobre la tierra. Allí donde chocan el ateísmo marxista y la fe católica, idéntica contradicción hallada en los muchachos del Nacional Buenos Aires, que pasaron de las Juventudes Católicas a engrosar las filas de Montoneros.

La situación se aceleró aún más con la llegada a los pagos de Florencio Molina Campos, de un tal Mariano Federico West Ocampo. Nacido en Mar del Plata, llego a Moreno con 24 años recién cumplidos para ocupar un cargo en la Dirección de Tierras y Vivienda en el gobierno democrático del Doctor Ibáñez. Venia auspiciado desde el obispado de Morón en aquel entonces en manos de Monseñor Laguna; del que, según dicen fue monaguillo. Allí nació la Organización Madre Tierra de la cual West fue miembro fundador.

Más tarde paso a ocupar la Secretaria de Bienestar Social del municipio, con Lombardi como Intendente y los asentamientos de la periferia comenzaban a crecer con una velocidad inusitada. Se trataba de miles de personas trasladadas de las incipientes villas de la Capital y del primer cordón de conurbano, más tarde comenzaron a llegar migrantes del NOA Y NEA, por ultimo arribaron los extranjeros marginales de Bolivia, Paraguay y Perú, expulsados por la propia miseria de sus países de origen.

Se ponía en marcha el perverso sistema de atestar de familias el territorio, asentándolas sobre parcelas fiscales sin ningún tipo de infraestructura ni de servicios prestablecidos. El máximo responsable: Mariano West, que insiste con retener esa pequeña cuota de poder que aún le queda.

El daño sobre la ciudad ya está ejecutado, según las últimas Encuestas Permanentes de Hogares (EPH), Moreno ha recibido los últimos diez años la mayor cantidad de migrantes, teniendo en cuenta los más dos mil doscientos distritos de todo el país. El único objetivo a la vista de ese grupo de hombres y mujeres que condujeron los destinos de este Moreno totalmente desarticulado, fue documentar a cientos de miles de almas, mantenidas con el goteo de los fondos provinciales y nacionales. El resultado a la vista fueron las victorias aplastantes en las elecciones desde el año 1995 al 2015.

La bomba explota sobre el fin del gobierno de otro peronista: Walter Festa, precisamente uno de los tantos cuadros de West, con el que finalmente depusiera su largo reinado. Unas doscientas mil almas nuevas se fueron subiendo a este barco a la deriva llamado Moreno. El Censo postergado será más esclarecedor al respecto.

Hoy es Mariel Fernández la que continúa recibiendo las esquirlas de tan intensa deflagración. Es tan profunda la devastación, que candidatos oficialistas y opositores coinciden off the record en que este municipio no tiene solución posible a la vista.

Se acercan, una vez más las elecciones de medio término, y en este desconcierto de la no campaña, producto de la pandemia y de las arcas secas del estado, solo se ven fotos de una desvencijada película en blanco y negro de la que Moreno no puede escapar. El abarrotamiento de personas la ha convertido en el distrito más importante en lo que a electores se refiere. Esos mismos que año a año se auto flagelan en nombre de Perón, Evita, Néstor y Cristina; mientras continúan comiendo salteado, pisando barro y defecando en un pozo, con la sola promesa que el próximo bono les otorgue, aunque mas no sea un frasquito chiquito de felicidad como la muestra gratis de esa fragancia parisina de moda, la cual nunca van a poder disfrutar.

Es tan nocivo lo que ha desplegado la política de la democracia sobre estas comunidades, que la reversión será necesariamente muy dolorosa, tanto como intentar mover un cuerpo completamente fracturado, sin antes colocar los huesos en su lugar y sanarlos por completo. Hablamos de personas, de por lo menos tres generaciones de extraviados, que la sociedad los ha repelido hacia los márgenes de la estructura sin posibilidad alguna de reinserción. El país debe preparase a contener a cientos de miles de congéneres conectados al respirador artificial, y reparar el tejido social hasta que sane.

© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 

VICTORIA DONDA, COLECCIONISTA DE DESLICES

574 408 Gustavo Ladelfa

Corría el año 2011. Por esos tiempos la Feria del Libro de Moreno era un oasis cultural al oficialismo kirchnerperonista, que ya tenía en sus planes armar otra feria para competir con el inusitado éxito que tenía el evento independiente y gratuito.

Donda presentando su autobiografía en la recordada Feria del Libro de Moreno en 2011. Hoy, tanto lo que fue su comisión organizadora, como la actual titular del INADI, son fervientes kirchneristas.

En esa ocasión apareció como invitada Victoria Donda, la hija de desaparecidos devenida en dirigente política a presentar su autobiografía “Mi nombre es Victoria“. Por esos tiempos militaba para el Frente Progresista, ferviente opositor al kirchnerismo gobernante, con Carlos López y Lucas Franco como referentes locales. Hoy ese frente desapareció y la gran mayoría de ellos se pasó al kirchnerismo a cambio de puestos estratégicos. Franco es ahora concejal por el peronismo y Donda es la titular del INADI, el polémico instituto contra la discriminación. No pasó mucho tiempo para pasarse de bando. Pero tampoco pasó para que se sepan verdaderos bochornos en la novel dirigente oficialista. El descubrimiento de tener por más de media década con el mismo sueldo y en negro a su empleada doméstica, intentando comprar su silencio con un puesto en el INADI a ella y a una pariente, era apenas la punta del iceberg de una impresentabilidad solamente apoyada por el peronismo que gobierna, que además tiene su conexión en nuestro distrito de Moreno.

Victoria Donda con pañuelo abortero junto a su actual pareja, Federico Diberto.

Federico Diberto, actual pareja de la hasta ahora titular del INADI, Victoria Donda, es uno de los nietos del Doctor Rubén José Vizzo, fallecido en 2014.  A su vez, Vizzo, candidato a intendente, concejal y convencional constituyente en 1994 por el Frente Grande, fue amigo en vida de José María Laureano Donda; padre desaparecido de Victoria.

Sus padres, Graciela Vizzo y Marcelo Diberto, docentes activistas los dos, ejercieron en la localidad de Moreno durante mucho tiempo. A Federico se lo recuerda en este distrito desde los 8 años y junto a sus progenitores vivió en el Complejo Habitacional Catonas hasta el año 2019, detrás del quiosco de diarios.

Allá por agosto del año antes mencionado, la familia Diberto compra una propiedad de 11.50 metros de frente por 44.50 de largo en la calle Abanderado Grandoli 3551 de la localidad de Trujui. La fracción de terreno que incluye una vivienda, perteneció en su momento a Manuel Torres y sus herederos le vendieron a los Diberto con la sucesión en trámite (cuestión improcedente) por la suma de 55.000 dólares en efectivo (otra cuestión improcedente).

Sobre la izquierda de la locación en cuestión (vista de frente) y al fondo de la misma, viven otros familiares directos del clan Diberto, quienes siempre soñaron tener ese lugar. A su vez, Federico tiene como domicilio un departamento en Ramos Mejía y milita desde hace años en la zona de Morón para lo que fue Libres del Sur y su brazo armado (piqueteros) Barrios de Pie. Hoy todos transmutados a otro sello de goma denominados Somos, después de la deserción de Donda del partido progresista formado por Humberto Tumini y Jorge Ceballos, directamente a la sociedad conformada por otro flojo de papeles; Daniel Menéndez.

Las primeras visitas de la prometida de Diberto (Donda) se dan allá por enero de 2020, que siempre que junto a su pequeña hija y en su Citroën C4 gris metalizado (en existencia de su última Declaración Jurada en la suma de 140.000 pesos valor fiscal). La dirigente K no faltó en casi ningún fin de semana hasta mediados de diciembre del año que pasó.

 

 

DE CONTRATACIONES DIRECTAS, COOPERATIVAS Y OTRAS HIERBAS

Allá por agosto del 2020, nos enteramos por el medio digital Realpolitik que la administración Kiciloff había hecho uso (y abuso) del poder de contratación directa que le otorgaba el estado de pandemia y cuarentena decretado por el Presidente Fernández el 20 de marzo del pasado año. La beneficiada en este caso fue la Asociación Mutual Comunidad Solidaria para el Desarrollo, que debía entregar una cantidad expresada en cientos de miles, de botas descartables y cofias de protección. Se trató una vez más de la execrable intermediación a la que nos acostumbraron en los últimos tiempos varios miembros del actual Gobierno, comenzando por el Ministro de Salud Ginés González García.

En el caso apuntado, Federico Diberto, actual Secretario de la Mutual, ofició de nexo entre los proveedores/fabricantes y el estado, que peca una vez más de la falta de controles. Esta vez la excusa fue la emergencia sanitaria. El mismo portal platense daba cuenta que Diberto aparecía trabajando para diferentes laboratorios, con un sueldo cercano a los 300.000 pesos. Vaya casualidad, el mismo rubro en el cual opera la Asociación Mutual y en donde el sobreprecio es moneda corriente.

Volviendo, a por lo menos la irregular compra de la finca en Moreno, los vecinos nunca dejaron de ver camiones de corralones de materiales permanentemente, desde el momento que fue adquirida, incluso con pisos de porcelanato. Demasiada inversión para una casa que está en medio de una de las zonas más inseguras del conurbano oeste y a unos 50 metros de la Ruta Provincial 23.

Personal doméstico en negro, un novio piquetero poco escrupuloso, negociados con plata de nuestros impuestos… ¿Con qué otra cosa nos va a sorprender Viki? Por lo pronto, nos está confirmando cada día con que eso de escudarse en los derechos humanos, a veces no te hace ni derecha ni humana.

 

Mariel Fernández y su primer año: entre la vaguedad y la intrascendencia

510 237 Gustavo Ladelfa

Ningún vecino en su sano juicio le podría pedir un cambio abrupto a la señora Intendente, Mariel Fernández, en un año de gestión, claro, si no se tratara solo de un retoque a la fachada (como la del edificio municipal); pero dentro de la matriz peronista/populista que perdura.

Se modificó el escudo de la ciudad, el logo de gobierno, a todos los funcionarios y sus secretarios, pero Moreno continúa estancado en el tiempo, con dificultades endémicas propias de un país africano.

Con el tejido social hecho trizas más el erario saqueado por las distintas administraciones y sus amigos, la cintura de Fernández no alcanza para esquivar los palos que vienen desde dentro del mismo entorno sumados a lo poco que aporta la oposición local.

El simulado alejamiento del Movimiento Evita, pergeñado en el seno del mismo, para adoptar un pelaje más peronista no engaño a nadie. El nacimiento de la Agrupación Reconquista no movió el tablero de la rancia política morenense. Se visibilizaron de manera remanida con una caravana por el centro de la ciudad, un día de semana y sin respetar las disposiciones emitidas desde el gobierno en cuanto al tratamiento de la pandemia.

Mariel no solo no ha podido resolver el tema de la recolección de residuos (con cambio de empresa incluida), tampoco se ven los cambios en el tema sanitario; las más de 40 salas de atención primaria continúan cerradas o disfuncionando. Como sucede desde tiempo inmemoriales, todo el peso de la atención se volcó al hospital provincial y al modular instalado en Cuartel V, a todas luces insuficiente.

Ni que hablar de la educación, detonada por el Ministro Trotta en la Provincia de Buenos Aires, con la ayuda de los Sindicatos como Suteba. La actividad en las escuelas solo se remite a la entrega de los bolsones con mercaderías cada quince días, con serios problemas de logística y control. No obstante, absorbió los fondos de provincia en lo que respeta a S.A.E. y los de infraestructura en manos de los secuaces del Consejo Escolar oficialista. El hecho es que, si Moreno diera comienzo al periodo lectivo 2021, tendríamos una distorsión de vacancia cercano a las diez mil (10.000) plazas.

En lo que respecta al otro flanco débil del distrito, la seguridad, resulta difícil saber si la mejoría existe. Pero teniendo en cuenta en manos de quien la ha dejado, (los mismos que los del gobierno anterior en su base); los Fraga, Duarte y compañía continúan siendo útiles al status Quo, aunque la cabeza de la Secretaria haya cambiado. Solo dejaron la silla Liliana Ojeda, regresada al Consejo Escolar y Lilian Juárez con prisión preventiva en un establecimiento de la ciudad de La Plata. La estadística comparada no resulta útil, ya que se la destrozo en los años de Scioli como Gobernador, mejorando sensiblemente con el gobierno de Vidal. En estos días se anunció desde la gestión Kiccillof, la construcción de una cárcel y una alcaldía para Moreno.

El mismo Julio Alak visitó a Mariel Fernández, para asegurarle la nueva obra pública, que todos sabemos que no ocurrirá, por lo menos en el corto plazo.

Justamente con uno de los mencionados, estuvo inaugurando un edificio privado el sábado próximo pasado. Extraña actividad en un Intendente, que ese día tenía tres compromisos y solo acudió a este. La nueva estructura es propiedad del Arquitecto Alejandro Micieli e hijos, un ex funcionario de Mariano West, que compartiera aquellos años de Democracia Cristiana del ex Intendente. El mismo Micieli que durante su época de Administrador del IDUAR (Instituto para el Desarrollo Urbano, Ambiental y Regional), se encargara de rezonificar y modificar los Códigos de Edificación de toda la ciudad; incluyendo el emplazamiento en donde hoy se asienta el edificio (otrora zona de quintas a los costados del Acceso Oeste).

Se trata también del mismo Estudio de Arquitectura que pusiera su mano para la construcción del K41. Desarrollo inmobiliario que, tras largo periplo de edificación y serias sospechas de corrupción, terminara siendo el lugar de encuentro de oficialistas y opositores. Allí se ubica también el centro de Monitoreo de cámaras de seguridad del municipio, desde la gestión de Walter Festa.

El lunes venidero se dará a lugar a la última sesión del Concejo Deliberante, en donde se tratará la aprobación de Presupuesto 2020, el numero puede crecer hasta doce mil (12.000) millones de pesos, producto de la asistencia de la Provincia de Buenos Aires, que tuviera que habilitar fondos a los municipios del conurbano para afrontar gastos corrientes (sueldos específicamente). De seguro la mayoría automática con la que cuenta el oficialismo aprobara el desembolso, volviendo a ingresar al Día de la Mangosta y en la vorágine de hacernos trampa jugando al solitario.