MORENO

CRISTINITA Y EL LOBO

1024 538 Juan Emilio Mirabustos

No hay que pedir permiso para dudar, cuestionar, descubrir, conocer. De eso se trata el verdadero periodismo.

Por Juan Emilio Mirabustos

Ustedes ya conocen el cuento. Pedrito era un niño muy piola que a todos les decía “ahí viene el lobo, ahí viene el lobo” y era un chiste, No venía ningún lobo. Hasta que el lobo vino y nadie le creyó a Pedrito. Conclusión, un poco “gore”, el lobo se comió a Pedrito.

Sólo es cuestión de tiempo para llegar a una conclusión de la cual muchos, en caliente, no se animan a decir porque queda sólo en una simple opinión de un mortal intrascendente: Cristina es nuestro Pedrito. Y el caos social es el lobo que acecha todo el tiempo. Lo peor de todo, es que a este lobo lo criaron ellos mismos para sembrar el terror.

Cuando pensamos que el kirchnerismo había quemado todos sus cartuchos en pos de seguir cubriendo a su líder suprema y sus familiares lacayos, después del desastre que hicieron en uno de los barrios más lindos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fueron más allá, además de siempre querer ir “por todo”. Un loquito, de apellido Sabag Montiel, a quien lentamente van apareciendo famosos y no tanto que lo conocen por ser un cholulo de las cámaras y ser parte del elenco estable de la última época de mediáticos que aparecían en Crónica TV, se metió entre la multitud y con una Bersa apuntó a la cara de CFK. No gatilló, sólo apuntó a la cara. Al investigarse el revólver, estaba cargado, pero sin una bala en la recámara. En los videos en vivo, donde los medios acólitos al régimen K tuvieron la “primicia” en primera plana se podía ver cómo a Sabag lo sacaban del escenario y lo dejaban ir en una esquina. Horas después, lo detuvieron. ¿Ya sabían quién era?

Un día después del “intento de magnicidio” contra CFK, y gracias a un instantáneo “feriado nacional” decretado por el presidente Alberto Fernández, la militancia kirchnerista y los fanáticos de la presidenta vice salieron a Plaza de Mayo a pedir que pare “el odio y la violencia”. El monstruo que ellos alimentaron se les empezó a ir de las manos.

El ataque, atentado o el nombre más de indignación que le quieran poner, perpetrado a la vicepresidente de la Nación, tiene más dudas que certezas. Pero aún tiene que pasar más tiempo para empezar a develarlas. De repente, nos encontramos en abril de 2020, con un Alberto Fernández exultante, con ropa de fajina, combatiendo al virus que “lo combatimos entre todos”, con los medios en pleno, críticos y obsecuentes, mostrando la foto de un Albertito de peluche y lana que hizo una señora jubilada, con Fabiola “organizando” una maratón televisiva onda “Las 24 horas de Malvinas”, donde se recaudaron 85 millones de pesos de los cuales ni un centavo se blanqueó ni se supo de su destino. Una cautela que en realidad disimulaba un creciente miedo e ignorancia ante un covid que no se sabía a quién le iba a tocar porque ni siquiera había una vacuna. Y en el cuarto gobierno kirchnerista que hoy está en el poder gracias al “voto berrinche” capitalizaron todo eso a los ponchazos. La primavera de los primeros meses de gobierno del “capitán Beto” venían bárbaros para que ningún medio los moleste, pero era todo a los ponchazos. Nunca en Argentina hubo, ni hay, una política de prevención. Todos lloramos cuando se inunda, pero baja el agua y nos olvidamos. Todos nos enojamos porque Macri nos empezó a hacer pagar lo que realmente vale la luz y salir del rojo fiscal y votamos al kirchnerismo que tanto odiamos hace 5 minutos. Cuando nos damos cuenta que volvieron al poder por impunidad y seguir robándola en pala, lloramos como cuando se inunda. Y hoy nos inunda la cautela de quienes no se animan a mínimamente suponer que este “atentado” no podría ser más que otra operación político-mediática de gente que antes de fin de año va a terminar lavando tápers. Y no es sólo tapar el trabajo silencioso pero eficiente del fiscal Diego Luciani, presentando una por una las pruebas que incriminan a Cristina Fernández de Kirchner como jefa de una banda delictiva que robó más de 2000 millones de dólares al estado argentino. También se tapó la ineficiente gestión de Sergio Massa en Economía, un abogado que de economía no sabe nada, pero que todavía le siguen debiendo cargos y, quizá, dinero tras haberse trasvestido al kirchnerismo en 2019 junto a su esposa, Malena Galmarini.

El medio oficialista Moreno Visión, donde el 90% de las noticias que emite son comunicados municipales, publicó el comunicado del gobierno de la piquetera Mariel Fernández sobre el feriado nacional. Para el peronismo, “expresar repudio” y “respaldar la democracia” es no trabajar.

El incidente del jueves 1ro de septiembre parecía meticulosamente organizado. Pasa un jueves, el presidente testimonial declara feriado nacional el viernes para que “el pueblo externe su dolor” a algo que nunca sucedió y todo el fin de semana sirve para bajar los ánimos. El lunes, la noticia se va a ir esfumando por sí sola, como suele pasar, que una noticia pasa por encima a la otra. Se ganó tiempo, se ganó empatía, pero para las elecciones falta todavía un año y medio. Aún está el fantasma de la repentina muerte de Néstor Kirchner, que su viuda capitalizó por más de tres años, incluso ganando cómodamente las elecciones de 2011. Ronald Reagan fue víctima de un atentado y en las elecciones posteriores ganó con más de la mitad del electorado. No son simples suposiciones. La empatía que logra la muerte para con cualquier persona es inherente a quien la emite. Ya lo dijo Durán Barba cuando CFK logró más poder sobre el poder en el 2011: “es imposible competir con una viuda”.

Zulma Lobato, el travesti que se hizo una triste fama en los medios, mostró una foto con el agresor a CFK. Un ejemplo de los golpes en el pecho que se dio la colonia artística kirchnerista con el incidente del jueves 1ro.

El arco político opositor, de la manera más razonable, mostró su solidaridad con la víctima. Algo que muchos tuiteros y opinadores de las redes cuestionaron, en muchos casos, duramente. Pero hay que separar la paja del trigo. Nadie quiere a CFK en un cajón. Todos coincidimos que debe ser juzgada y condenada en las múltiples causas que le pesan. Nadie murió, como deseaba públicamente Máximo, el afortunado hijo del matrimonio más corrupto de la historia argentina, quien la mañana antes del incidente dijo “quieren un muerto peronista”. Están completamente decididos a “pudrirla” y por unas horas lograron silenciar a los periodistas más críticos de su gestión. Y así cómo recordamos que la muerte logra empatizar hasta al más descreído, también recordamos que, en el medio del encierro producido por la cuarentena más larga del mundo, la argentina, Alberto festejó el cumpleaños de Fabiola con unos cuántos invitados, en contra del decreto que él mismo firmó, prohibiendo las reuniones sociales. La foto y los videos de la fiesta en la Quinta de Olivos, trabajo encomiable de la periodista Guadalupe Vázquez, fueron la mecha que encendió la bomba que al kirchnerismo le explotó en la cara y que hizo que pierdan las intermedias de 2019 de manera humillante, destapando además, una de las peores gestiones preventivas contra el covid 19 de todo el planeta.

Algunas de las presuntamente espontáneas intervenciones de Fernando Sabag Montiel en los móviles del medio oficialista Crónica TV. Un loco que el mismo kirchnerismo alimentó con su clásico odio. Hoy, todos lloran en la llorería por lo que pasó, o podía haber pasado.

Y otra carta en la manga que siempre tiene el kirchnerismo es el del “discurso de odio”. Siempre recurren a él para tapar su propio discurso de odio. Cuando los afectados son ellos, desaparecen de repente Madonna Quirós apuntando con un chumbo en un mitin peronista en la quinta de San Vicente, desaparece el gordo mortero y las 14 toneladas de piedra en el Congreso, desaparecen los miserables de la revista Barcelona pidiendo que Antonia, la hija de Mauricio Macri y Juliana Awada, sea una nueva Ana Frank, desaparece el nazi de Luis D’elia pidiendo, en el programa del hoy converso a la oposición Santiago Cúneo, que a Macri lo ahorquen en Plaza de Mayo, desaparece Hebe de Bonafini con sus seniles declaraciones tomadas por sus fanáticos como si fueran las de un gurú hindú, desaparecen los colectivos feministas como cuando la víctima no es una de ellas, desaparecen los que festejaron el asesinato de Nisman… Los creadores de “el amor vence al odio” siempre y cuando, tanto el odio como el amor sean todos de ellos, hoy se golpean el pecho por un tal Fernando Sabag Montiel al que casualmente lo entrevistaban en Crónica y otros medios oficialistas, mientras “pasaba por ahí”. Muchachos, ese pibe es creación del kirchnerismo, directa o indirectamente. En el “feriado nacional” que inventó el señor que puso Cristina en el sillón de Rivadavia, la

Algunos ejemplos del “amor kirchnerista” cuando el odio, como siempre, los vence.

militancia salió a la calle con un compungimiento como si su líder suprema haya muerto. Volvemos al cartoneo de la empatía. Un cartoneo que se quema solo cuando el mismo kirchnerismo señala con dedo acusador a los medios “transmisores de odio”. Les molesta que se dude, se cuestione. La naturaleza del verdadero periodismo es así. No les alcanzó con que casi el 100% de los medios y la política nacional se solidarice con la vicepresidente. A quienes piensan distinto, los quieren ver pedir perdón, llorando y escupiendo sangre. Ilusos. Y lo peor de todo, casi igual de locos como el que le apuntó a la cara a quien, durante años, generó odio disfrazado de amor.

Vayamos más allá de repudiar el atentado, intento de magnicidio o como se quiera llamar. Repudiemos la violencia, repudiemos el odio, repudiemos a quienes los construyen, pero cuando las papas queman se las tiran al de enfrente. Repudiemos la mafia. Repudiemos la corrupción. Repudiemos a quienes nos llevaron a esta vorágine de locura que nunca termina de estallar porque ellos tienen los derechos de transmisión del caos social, como cuando en el ’89 derrocaron a Alfonsín y en 2001 a De La Rúa. El cuento del lobo ya lo sabemos, Pedrito. No llores si, Dios no lo permita de nuevo, te pegan un susto como el de aquel jueves.

Es lo que hay.

UNA VEZ MÁS, UN PADRE IMPLORA POR VER A SU HIJO

576 371 Juan Emilio Mirabustos

Decenas de causas se amontonan en los juzgados de familia, tanto que se han convertido en la deuda más grande que tiene el poder judicial con sus ciudadanos. Moreno no es la excepción, la escasez de Tribunales de esta especie se ha transformado en endémica, especialmente en el conurbano bonaerense; abarrotado de habitantes. Varias localidades, entre ellas la nuestra aguarda la creación de los mismos, para poder contener la andanada de conflictos intra parentales de todo tipo, sobresalen los de índole conyugal, que pujan por la tenencia o manutención de los menores a cargo.

El caso que vamos a relatar se encuadra en lo expuesto renglones arriba. Se trata de una ex pareja, en la cual el hijo ha quedado a cargo de su madre y no permite que vea a su progenitor porque no está conforme con el dinero que este le transfiere.

Y a partir de aquí una batería de artimañas por parte de la mujer para evitar que el niño vea a su padre. Desde falsas denuncias por hostigamiento en la comisaria de la mujer (incorrectamente tomadas por el personal policial), hasta perimetrales mal emplazadas por la misma dependencia. Se agregan, la incomunicación telefónica y la excesiva persistencia sobre el niño, para que tenga el menor contacto posible con su papa.

El caso de Gustavo Odato, lo ha tomado el estudio de los Doctores Senucian/ Portillo y ella en persona se ocupa del mismo, debido a la gran disparidad de fuerzas que observa, entre el Estado; que tiene la única misión de impartir justica, y el damnificado.

La defensa rápidamente contrarresta las medidas de la demandante, apelando la restricción perimetral al domicilio del menor por parte Odato, (por infundadas) para luego efectuar la denuncia correspondiente por impedimento de acercamiento. Gustavo perdió contacto con su hijo en octubre de 2021 y en este momento se encuentra inmerso en una gran depresión.

Resta saber si la ex concubina y madre del menor, (J.M) se vale de alguna influencia, para conseguir que les tomen las denuncias en tiempo record y sin la debida constatación de los hechos.

Se cuentan por decenas los casos como este, en donde se rompe el vínculo padre-hijo, causando un perjuicio irreparable y la justicia que permanece con la venda en un solo ojo, es la primera que debe dar respuesta a los ciudadanos muy a pesar de la lenta y pesada burocracia judicial.

MARIEL FERNÁNDEZ VIAJÓ A MÉXICO (pero no a las playas)

831 674 Juan Emilio Mirabustos

La primer intendenta piquetera de Argentina viajó al país azteca para encontrarse con colegas políticos mexicanos y tomarse un par de fotos con el embajador y ex sindicalista Carlos Tomada. ¿Por qué un viaje relámpago? ¿Lo pagamos los morenenses?

Por Juan Emilio Mirabustos

De no ser por la noticia que apareció en el complaciente medio informativo Semanario Actualidad, dirigido por el emprendedor periodístico Rodrigo Solorzano, no nos hubiéramos enterado, ya que hace días que la web oficial del Municipio de Moreno está caída y en las redes sociales no hay ninguna foto.

La intendente Mariel Fernández viajó con una comitiva de menos de diez personas a la Ciudad de México a encontrarse con la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada Molina, del partido populista gobernante Morena, la creación del actual presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, un político que empezó su carrera en el extremo absoluto de sus actuales ideas, militando desde principios de los ’80 por el ahora conservador Partido Revolucionario Institucional, que gobernó con mínimas alternancias dirigenciales durante 70 años, casi casi un peronismo made in México. Sus ideas muy emparentadas con la izquierda lo alejaron de ese tradicional partido y terminó siendo cobijado por el PRD, Partido de la Revolución Democrática, donde escaló posiciones hasta llegar a ser Jefe de Gobierno de la segunda ciudad más poblada del continente, que no dejó de votar izquierdismo hasta el día de hoy. Pero la ambición del “peje”, como lo conocen por su origen costeño, no se detuvo y en 2012 fundó su propio partido, Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, lo que desató un resquebrajamiento del PRD como nunca en su historia ya que, además de MORENA, nació Movimiento Ciudadano, otro partido izquierdista que llegó a ganar elecciones provinciales.

PURO CHAYOTE, WEY. Así publicó Semanario Actualidad la noticia del viaje relámpago de Mariel Fernández a México. No salió ni en el boletín oficial, ni en la web oficial, ni en las redes oficiales del municipio. Fue de pronto, se armó el bolsito y se tomó un avión pagado por una de las alcaldías más calientes de la capital azteca. Apenas una “gacetilla” cedida a un medio que tiene, entre sus auspiciantes, al segundo cuadrado abajo a la derecha.

MORENA, DONDE FLORECEN MIL ZURDOS
AMLO, iniciales de López Obrador, tras perder dos veces la elección presidencial (la primera, con el PRD, por apenas un punto de diferencia; recordemos que no hay balotaje en México), la tercera terminó siendo la vencida. En 2018 ganó con el 55% de los sufragios (el voto no es obligatorio, hay que preinscribirse para votar) frente a candidatos totalmente desangelados del resto de los partidos. Por primera vez, un país de tradiciones políticas arraigadas como México iba a probar lo que es el populismo extremo, con consultas populares donde sólo votan los militantes oficialistas, caprichos mesiánicos como cancelar un nuevo aeropuerto al 40% de su construcción para luego inaugurar uno “propio” hecho a las disparadas en una ex base militar y una inflación latente que sólo la está deteniendo la iniciativa privada, a diferencia de la devaluación explícita en nuestro país, que llevó el dólar a más de 200 pesos y a seguir echando nafta al fuego, con más subsidios, más planes sociales y más maquinita de imprimir billetes. México aguantó la vorágine de la pandemia y, a diferencia de nuestro país, el dólar subió en los primeros meses pero bajó cuando se empezó a estabilizar todo y las restricciones empezaron a desaparecer. Hoy el dólar en tierras aztecas está a 20 pesos mexicanos promedio, 10 veces menos que en Argentina. La moneda mexicana vale 10 veces más que la nuestra. Reconstrucción Argentina. Argentina Presidencia.

PARA EL PINCHE FACEBOOK. La foto oficial en la embajada argentina en México, con la troupe de Mariel Fernández junto al ex sindicalista Carlos Tomada, hoy embajador. Tan a las apuradas fue que la mujer de celeste ni se sacó el antifaz para dormir y aparece un colado atrás. Es lo que hay.

Pero volviendo al líder de MORENA, nadie puede negar que cumplió su sueño de llegar a lo más alto de la política mexicana antes de jubilarse del todo. Los gigantescos medios nacionales, que ya venían con el empuje de la Ley de Telecomunicaciones implementada por el priista Enrique Peña Nieto, permitiendo más canales de TV y más radios, quedaron un poco en curva con la llegada del dirigente de izquierda. Muchos optaron por mover sus piezas e incorporar periodistas “desclasados” o despedir a conductores exitosos, como Carlos Loret de Mola, que apenas asumió AMLO fue despedido de Televisa, o Víctor Trujillo, que con su personaje de payaso Brozo es el más punzante crítico de la política local. Ambos, echados del multimedios, están ahora en Latinus, una plataforma periodística de internet. Otro grupo de medios que estuvo al borde del cierre fue Radiocentro, que decidió implementar, a cambio de pauta oficial, una grilla de periodistas obsecuentes con López Obrador en su canal de TV y radio FM La Octava. Los medios públicos como TV Unam y Canal 22 también se llenaron de “obradoristas”, como se les conoce a los fanáticos del presidente, pero con el rol de periodistas, críticos de arte y hasta caricaturistas. La plataforma Youtube se empezó a llenar de “chayoteros”, como se les conoce a quienes “reciben chayote (hortaliza muy famosa en aquel país)”, es decir, pauta oficial. Damián Alcázar, actor famoso por participar en fuertes películas de sátira política durante anteriores gobiernos, hoy filma ingenuos mensajes de bien público mientras se abraza para la foto con el “compañero presidente”. Un panorama muy parecido a cuando el kirchnerismo empezó a inyectar de dinero del ANSES y la expropiación de las AFJP a proyectos “audiovisuales” que nadie vio, pero que garantizaban una “claque” a la presidenta, hoy vice, en cada cadena nacional.

EL SUEÑO SE ESTÁ TERMINANDO
Pero como todo concluye al fin, MORENA está empezando a tener la comezón de las elecciones de medio término. De haber pintado de morado (el color partidario, PRI es rojo, PRD amarillo, el PAN, Partido Acción Nacional es azul y Movimiento Ciudadano es naranja) todo el Estado (provincia) de México y toda la capital, la cosa se le empezó a dar vuelta casi de manera exponencial. Perdieron casi todo el territorio lindero a la capital, perdieron la última consulta de Revocación de Mandato (apenas participó el 17% de los sufragantes; tenía que tener un 40% para ser válido) y a medida que pasan las elecciones en cada estado, la diferencia se achica más. De tener casi 40 millones de votos en 2018, hoy no podrían superar ni la mitad de esa cifra. El tiro en el pie que se pegaron los que votaron al que “ya está viejito, démosle una oportunidad” se sigue escuchando hasta hoy. A eso hay que sumarle el escándalo por las propiedades en Miami que un hijo de AMLO compró y aún no justificó. En la Ciudad de México perdieron más de la mitad de las alcaldías frente a la coalición Va por México, donde prácticamente toda la oposición se juntó para brindarle una preocupante paliza electoral al partido de extrema izquierda que gobierna el país y que aún le quedan dos años más en el poder. Recordemos que en México no hay reelección presidencial, algo que López Obrador intentó colar en las sesiones de diputados y fracasó en la “consulta popular” de revocación de mandato. El resultado: nadie lo va a echar de su sillón presidencial, pero en dos años se va sí o sí.

MORENO Y MORENA, UN SÓLO CORAZÓN
En todo este contexto, el Municipio de Moreno fue, presuntamente, invitado por la Alcaldía de Iztapalapa a un encuentro protocolar y de “intercambiar experiencias de gestión y así enriquecer el desarrollo de políticas públicas”, según una gacetilla oficial que aparentemente sólo la vieron en Semanario Actualidad, ya que no apareció en ninguna parte.

Ahora bien, ¿qué se puede saber de Iztapalapa? El lugar es famoso por su gigantesco Via Crucis que se hace cada Viernes Santo (este año se retomó con público tras dos años de pausa pandémica) y por Xochimilco, la zona donde están las famosas trajineras (botes), lo que lo hace un pintoresco lugar turístico. Sin embargo, Iztapalapa también se la conoce como una de las zonas de mayor inseguridad de la capital azteca, junto a Tláhuac, otra conflictiva alcaldía de la ciudad. Es la primer alcaldía con más delitos cometidos por menores de edad y sólo es superada por los municipios de Ecatepec (el municipio más grande del continente) y Ciudad Nezahualcóyotl, en el Estado de México, donde la pobreza y la inseguridad muchas veces superan a las zonas calientes del narco, al norte del país.

La intendente de nuestro distrito fue con una mínima comitiva en donde se encontraban la concejal Noelia Saavedra; la subsecretaria de Mujeres, Géneros y Diversidad Gisele Coronel; la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Analía Cabaña; la secretaria Privada, Marcela Díaz y el responsable de Comunicación Pública, Vicente Linares. “La invitación no implica gastos por parte del Municipio” aclaró la intendenta piquetera, justificando seguramente la escasez de comitiva y el poco tiempo que se estuvo en ese país, ya que estarían volviendo el domingo por la noche.

LO MANDÓ A LA CHINGADA. Otro momento “histórico” del peronismo en México. El intendente de Merlo, hoy con licencia por presidir el Banco Provincia, Gustavo Menéndez (ahora su hermana está al frente del municipio), a pocos meses de asumir, se reunió brevemente con Carlos Slim, el magnate dueño de Telmex, Claro y varias compañías más, para presentarle una carpeta “vendiendo” al municipio vecino como potencial empresarial, cultural y coso. Todo quedó en la nada misma, Slim debe usar esa carpeta para emparejar una pata de su escritorio y Menéndez, al asumir su segundo mandato, salió del closet peronista y a todo empezó a ponerle su nombre. Lejos quedó el Gustavo “amigo” de la oposición a Raúl Othacehé, quien estuvo 24 años al frente de uno de los municipios más pobres del conurbano.

Un pasaje de avión a México cuesta casi 250.000 pesos en vuelo directo. Mas la estadía (no se van a quedar a dormir en la embajada), la cosa sube bastante por cabeza. Suena algo lógico la invitación de la gente de Iztapalapa ya que, como dijimos, para un argentino es más caro estar en otro país con un dólar a 2 gambas. Y por fuentes colegas de aquellas tierras, la economía no está aún para tirar manteca al techo. Mucho menos para una visita “oficial” de cinco días donde hay que «intercambiar experiencias (de) gestión y desafíos para fortalecer y enriquecer los proyectos para el Municipio de Moreno.» Una sarasa que tranquilamente se puede hacer vía zoom, pero bueno, es plata de los mexicanos. El conflicto surge de la invitación hecha por una alcaldía caliente de pobreza e inseguridad, no de una zona “pudiente” y “cultural”. Al igual que en Moreno, donde no hay cloacas pero te enseñan a hablar en inclusivo.

También es lógico un viajecito a México, aunque sea para ver también a los mariachis cerca de la Basílica de Guadalupe, y más si te invitan de una zona gobernada por el partido cuyo líder es amiguísimo de Alberto Fernández. Lo que no se justifica es el gasto, el tiempo y las razones, por más chamuyo que pongan en una supuesta gacetilla (una gacetilla, ni que presentaran un show en el Marechal para decirle “gacetilla”).

Seguramente en el transcurso de estos días nos enteraremos de más pormenores de este viaje relámpago de Mariel Fernández y compañía hacia tierras aztecas y territorio aún populista. Puede que de allí traigan “estrategias de mitigación” al estilo Lucas Franco, “articulaciones en conjunto” o simplemente un par de sombreros mexicanos. Lo que sí es que rápidamente tuvieron que aclarar que fueron “invitados” y por poquito tiempo. No les alcanzó para hacer la del anterior intendente, Walter Festa, de viajar a las costas mexicanas con la familia y mandar un video a la militancia para seguir “reconstruyendo Moreno” o la de Luana Volnovich, mandamás del PAMI, que se fue con el novio a la exclusivísima isla de Holbox.

Todos, salvo Festa, siguen en sus puestos. ¡Ay, cabrones!

 

SE AGRANDA LA FAMILIA (coppolista) MUNICIPAL

1024 693 Gustavo Ladelfa

Obscenos pases a planta

Por Edgardo Readigos

Próximos a conocerse los “pase a planta” de este año 2022, esta redacción pudo adelantarse una vez más a conocer los nombres de los afortunados.

Debemos aceptar que el listado es muchísimo más corto que en otras oportunidades, y en el mismo se vuelven a entremezclar viejos empleados cuyos números de legajo resultan antiquísimos, con otros que son el resultado de entuertos políticos actuales entre los que se destaca personal del HCD, relacionados directamente con una de las cabezas de la oposición, Leonardo Coppola, que resultara perjudicado por los caprichosos números de la elección intermedia 2021. Primero perdiendo la interna de tres, con otro de los que quedó en la cuerda floja dentro de la coalición Cambiemos, Aníbal Asseff. Y en segundo lugar, ocupando el quinto escaño de la partida, quedando fuera una vez más de una concejalía.

Es menester aclarar que este medio solicitó doblemente, y haciendo uso de la ley de Libre Acceso a la fuente de Información Pública (Ley 12.908), la nómina completa del personal del Honorable Consejo Deliberante. Sin que aún la especie fuera contestada, habiendo pasado 4 meses de la presentación.

Por allí se lo pudo escuchar a uno de los nombrados más arriba, decir, que la “política local” siempre queda en “familia”. Por la tanto la nota nunca será contestada; haciendo abuso corporativista de los ingresos al estado municipal.

Allá por 2017, el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Bs. As. solicitó al ex Intendente Walter Festa, que informara sobre una nómina de más de 800 personas, la órbita y el lugar de trabajo de cada uno de ellos, sin poder saber aún si la misma fue contestada.

Es vox populi que, a pesar de lo que indican los reglamentos (que los dependientes del Concejal deben dejar la posición, cuando éste cesa en su función), esa gente es pasada a planta antes de perder su trabajo. Esto es una práctica llevada a cabo por todos los Concejales, de acuerdo con la relación que tengan con el gobierno de ocasión.

Cuanto más años permanezca en la función pública, trasvasando los distintos ejecutivos, mas “personas” tendrán la posibilidad de meter a la planta. Conocido es el caso de un actual funcionario nacional que llegó a ingresar a, por lo menos, 500 personas a lo largo de 25 años.

Esta es la cuestión que se vuelve a repetir, esta vez con personal afectado al Licenciado Coppola y al grupo de Concejales que él comanda.

También se puede ver en el mismo a familiares de ex Concejales y ex funcionarios de la localidad, en donde el ingreso a la planta permanente se produce una vez más de manera irregular, en un contexto de crisis económica municipal terminal, soportando un HCD de 24 concejales que es caro, elefanteásico y muy poco productivo.

TODA LA DERROTA DE FRENTE

879 586 Juan Emilio Mirabustos

Se acabó lo que se daba. Como cada elección post PASO, se confirma, números más, números menos, lo que sucedió en las urnas. Los segundos pueden remontar un poco más lo pésimo que les fue dos meses atrás, pero no les alcanza para “darlo vuelta”. Le pasó a Juntos por el Cambio, en la remontada más épica que haya tenido una coalición en toda la historia de nuestro país. De un mamarracho de 17 puntos de diferencia, terminó perdiendo por 7. Sí, diez puntos subió poniéndose al hombro una campaña internacional, una masiva concurrencia a las urnas y también, apoyados con el desplome del peso horas después del resultado de unas PASO que aclaraban el panorama para que el kirchnerismo vuelva al poder, con un Alberto Fernández como candidato a presidente que a principios de ese mismo año seguía despotricando contra su empleadora Cristina Kirchner. Allí ocurrió otro fenómeno explícito: la compra de voluntades políticas. Ocurrió en nuestro distrito. Lucas Franco, el eterno y más combativo opositor del kirchnerperonismo, se sentó con Mariano West (el mismo que lo mandó a golpear en una de sus protestas unos años antes) en la Petrobras de Victorica y la vía. Meses después, consigue una banca de concejal haciendo los dedos en ve, tragándose un sapo del tamaño de su orgullo y traicionando a cada uno de sus compañeros del Frente Progresista que lo apoyó en sus caminatas, mate y termo de por medio. A nivel nacional, la agachada monumental de Segrio “ventajita” Massa quien, desde su Frente Renovador, le dio pelea a un kirchnerismo herido en las elecciones de 2013 y se la ganó. Pero así como a Franco o a Alberto Fernández, la cooptación llegó rápida. Él quedó como presidente de la Cámara de Diputados y su esposa, Malena Galmarini, como directora de AySA, la empresa paraestatal que maneja el agua de la provincia. Y lo logró apenas sabiendo cuál es la canilla caliente y cuál la fría. “Gobierno de científicos, no de CEOs” dijo quien hace que funge como presidente.

Si bien el resultado final fue de fotografía de carrera de caballos, Juntos por el Cambio volvió a ganarle al peronismo en la difícil provincia de Buenos Aires, lo cual no es un dato menor.

Pero en todo este entuerto, que vaticinaba un peronismo otra vez eterno, sumado a empresarios periodísticos embelezados por ese espejito de colores del “Alberto moderado”, apareció la pandemia del coronavirus, luego llamado Covid 19. Resignados muchos, enfervorizados algunos, depositaron toda su esperanza en el paternalismo del flamante presidente. Fueron meses que le perdonaron todo, hasta que su joven pareja organice un programa ómnibus para recaudar dinero para combatir la pandemia del cual se sabe menos que con todo lo que se recaudó en el Fondo Patriótico de Malvinas. Llegó a tener casi el 70% de aprobación por cómo “gestionó” la pandemia, quedate en casa que yo te cuido y coso. Pero ese castillo de naipes se cayó al primer chiflete. Se llevó puesto a ministros que se colaron en la fila para vacunarse y organizó un cumpleaños en Olivos durante las más fuertes restricciones. Eso último fue el “cajón de Herminio” que devino durante las PASO en una paliza histórica para el peronismo que se creía “eterno”.  Parecía que se iba a repetir o ampliar ese cachetazo. Pero, rápido de reflejos para cooptar a un complaciente electorado, decidieron emitir más billetes y hasta hacer sorteos de autos para que los voten. El famoso “plan platita”, con Máximo Kirchner como autor intelectual. Al estilo Alberto Rodriguez Saa, que en elecciones pasadas, tras perder, les escribió una carta pública a sus coprovincianos golpeándose el pecho y entristecido porque no lo votaron. Él mismo salió a la calle con un cuaderno para anotar las dádivas que les tenía que dar a cada persona para que lo voten. Y ganó. Al revés que la frase, la culpa no es de quien le da de comer al chancho.

Y eso se sintió fuerte en nuestra difícil provincia, donde sólo se le puede ganar al peronismo con un mínimo márgen, como pasó esta vez, donde Diego Santilli le ganó por casi dos puntos a Victoria Tolosa Paz, la esposa del mejor amigo del presidente (otra vez volvemos con los favores políticos), una impresentabilidad caminando, llena de yerros y ahperomacris, que sólo está ahí arriba porque hace los dedos en ve.

Vaya uno a saber por qué razón, Alberto Fernández presentó una derrota de 8 puntos como una victoria. Aquí junto a la esposa del publicista peronista Pepe Albístur, quien le prestaba su departamento de Puerto Madero al actual presidente y Máximo Kirchner, el autor intelectual del clientelismo explícito que hubo en la provincia y que les sirvió para subir 3 puntos más que en las PASO.

Alberto está cada vez más gagá. Lamentablemente, ni moderado ni independiente. Desde el principio que se sabía que el poder era de Cristina, pero a los medios no les importó porque volvía la pauta pornográficamente gigante. Decir que “el miércoles salgamos a festejar el triunfo” cuando se perdió en todo el país por 8 puntos de abrumadora diferencia, es de una pérdida no sólo electoral, sino también de tiempo y espacio. La presidenta vice no apareció para la foto de la derrota. Debió ser por eso que trataron de disfrazar una paliza como un tropiezo. Se van a aferrar en la casi “dada vuelta” de Buenos Aires, pero enfrente tienen a una provincia que se tiñó de amarillo y liberales agrandados a más no poder tras convertirse en tercera fuerza electoral.

Nadie daba un peso por María Eugenia Vidal como candidata en CABA. Aunque no llegó a perforar el techo de los 50 puntos, al final, la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires arrasó en la capital del país sacándole 22 puntos de ventaja al ex opositor a los K Leandro Santoro que, al igual que la plana mayor del peronismo, habló de una “elección histórica”. Los números, históricos, no se lo confirman.

Y no es para menos. A caballo de un Javier Milei cada vez más desbocado, enamorando con su forma de ser a milenials y centenials que ven videos de Dannan o Laje en youtube, además de electores desencantados con las dos coaliciones mayoritarias, construyó una fuerza de casi ultra derecha a la que no le cabe del todo el debate y el diálogo, que no duda en insultar o poner en duda hasta la sexualidad de quien lo mire cruzado y que del cual sólo se sentaría a tomar un café con Patricia Bullrich, quien no se presentó en estas elecciones de medio término pero recorrió el país para armar equipos que llevaron al triunfo en gran parte del país a la coalición republicana-democrática Juntos por el Cambio. Nadie duda que Pato está construyendo su candidatura a presidente para dentro de dos años, aunque ella no lo admita públcamente. Es la referente de los “halcones”, el ala dura del cambiemismo y la mejor fuerza de choque que tiene una coalición que se destaca por su dialoguismo, algo que a su vez se convirtió en su espada de Damocles. Muchos “libertarios” le abrieron sus brazos a Bullrich y hasta referentes de la comunicación en redes sociales, como Alvaro Zucarelli, no dudaron en sacarse la foto con la presidenta del PRO. La brillante gestión como Ministro de Seguridad en los años macristas fueron un punto más que favorable en su andar político. ¿Habrá quizá mínimamente un diálogo con Avanza Libertad? Javier Milei hace dos meses dijo que sí, hoy dijo que no. Nadie le pide que sea moderado a un personaje novato en la política como el economista, pero debería poner en su agenda un poco de mesura en lugar de fogonear a post-adolescentes todo el tiempo. Algo parecido pasa con José Luis Espert, quien empezó a construir su imagen política en silencio a través de videos en youtube llamados “Tiernópolis”, producidos por gente afin en simpatía a Mauricio Macri. Al descubrirse candidato, ninguneó a todos y se largó solo. Eso jamás se lo perdonaron sus ex amigos. Hoy Espert se consolida a la sombra de la revelación libertaria en estas elecciones, aunque sus desafortunadas frases pidiendo “bala” a los delincuentes no lo acercan ni al halcón más bravo de Juntos. La realidad es que consiguieron un piso de votos lo suficientemente importante como para negociar con la oposición del kirchnerismo. Y el resultado de este domingo aclara un poco más ese panorama.

Durante el discurso de Victoria Villarruel, un custodio amaga a desenfundar un arma en pleno escenario de Avanza Libertad en el Luna Park, ante una supuesta invasión del público. El custodio fue echado del recinto, al igual que Gustavo Durini, quinto candidato por la coalición libertaria, que se encontraba borracho en el recinto y molestando a sus propios seguidores. El líder de ese partido, Javier Milei, repudió el primer hecho y relativizó el segundo. Dos imagenes poco amables para un partido que recién empieza a tener espacio en la política argentina.

¿Y Moreno? Sigue siendo lo que hay. De poco sirvieron las denuncias de fraude en un distrito donde, además del clientelismo peronista, tiene una intendente piquetera. Populismo hasta el paroxismo. El peronismo ganó por casi 18 puntos pero sucedió lo que en la mayoría de los distritos: nunca pudieron superar la barrera de los 50 puntos, algo inaudito en los municipios donde el caudillismo peronista parece infranqueable. Y además, tienen enfrente a dos fuerzas opositoras que, juntas, se le pueden acercar mucho si esta tendencia de merma de votos populistas sigue creciendo en dos años. Mientras que Juntos en Moreno casi llega a los 30 puntos, Avanza Libertad cosechó casi 16000 votos y estuvo muy cerca de que Néstor Botazzi llegue a ser concejal. El peronismo sigue siendo el patriarca de las zonas más pobres, donde puede aparecer una Mariu Vidal y les hace el asfalto que el peronismo jamás le hizo, pero llega el peronismo con una bolsa de polenta y van y los votan a ellos. Un quiste que costará aún más años extirpar en el definitorio conurbano bonaerense.

Nancy Sena, quien se hizo popular por ser el primer travesti en casarse en Moreno (luego divorciarse) y tener un DNI con el sexo cambiado, consiguió empleo en el municipio y de ahí comenzó una carrera cuasi-política en defensa de la sexualidad diversa. Actualmente tiene un programa en la radio del municipio y milita fuerte a favor de la intendente Mariel Fernández. Aquí vemos a Nancy, aparentemente festejando, en el bunker kirchnerperonista del Teatro Italiano, el mismo lugar donde Mariel pidió “desaparecer” a Mauricio Macri y María Eugenia Vidal dos años atrás.

¿Grandes derrotados? Sí, claro. El peronismo perdió la mayoría automática que tenía en el Senado desde 1983. Es un avance inmenso. El Senado deja de ser la escribanía del peronismo y a CFK se le va a hacer más difícil todo en su aguantadero. En Diputados la cosa también cambia, aunque el dialoguismo va a ser la estrella en este nuevo período que comienza el 10 de diciembre próximo. Los melones se empezaron a acomodar en la carreta. El peronismo dejó de ser “infinito” después de 18 años y todo puede suceder. Lo bueno de todo esto, es que ahora sí, la incertidumbre dejó atrás a la resignación.

LA MISTERIOSA DESAPARICIÓN DE 3 TONELADAS DE MUZZARELLA EN EL “TRIANGULO DE LAS BERMUDAS” DE MORENO

696 339 Gustavo Ladelfa

El día 5 de agosto del corriente año, y en ocasión de la circulación de mercadería perecedera por la Avenida Roca, es detenida una camioneta por un operativo de tránsito municipal. El vehículo que se encontraba con una carga de 2.800 kilogramos de mozzarella y quesos no contaba con la VTV correspondiente ni con el seguro, también se observó la falta de factura y remito de la mercancía. Y así fue reflejada en el acta de infracción.

El chofer del utilitario informado del secuestro del mismo, hizo lo propio con el propietario monotributista, que raudamente consiguió otro transporte refrigerado para hacer el traslado de la carga. Para cuando llego, móvil y carga ya se encontraban en el Abasto Municipal de Bromatología. No pudiendo ver ninguna de las dos cosas, fue redireccionado al Juzgado de Faltas Municipal, en el que obviamente le comunicaron que el acta aún no había llegado.

En menos de dos horas, entre la detención del vehículo y la llegada del interesado, la mercadería había sido sustraída hacia otro camión sin identificación. Y aquí pasaremos a relatar una sucesión de errores/horrores: primero de la Dirección de Tránsito, al quitar inapropiadamente (por enésima vez) el registro de conducir al chofer, para después hacerle manejar el vehículo hasta el destino donde fue vaciado. Después, al labrar dos actas, la segunda en ausencia de los afectados.

Ni hablar del departamento de Bromatología a cargo de Carlos Beliz, yerno de la Concejal del Movimiento Evita, Zulma Gil, que el jueves pasado observó en total silencio el pedido de comparecencia del funcionario al recinto. La oposición había originado un expediente sumario sobre el tema, al conocerse la respuesta oficial del Ejecutivo Local casi dos meses después. Los lácteos habían sido entregados rápidamente a merenderos de la localidad, sin la intervención necesaria del Juez de Faltas Martin Barcala (otra vez Barcala).

El camino de la mozzarella, según el oficialismo, fue el siguiente: el Director de Bromatología Carlos Beliz, informó del decomiso irregular a la Secretaria de Desarrollo Sostenible, Analía Cabañas; que a su vez decide junto a la Secretaria de Desarrollo Comunitario y actual candidata a Concejal del Frente de TODOS, Noelia Saavedra, la distribución a los más de 600 comedores de la ciudad (todos traídos a la gestión por Mariel Fernández).

Un punto aparte para la evasión permanente de los reglamentos establecidos para el ingreso a la administración pública. No solo el gobierno actual, tampoco los anteriores, toman en cuenta los concursos establecidos para tomar a los agentes, mucho menos se cumplimenta con la exigencia de los estudios alcanzados ni con la presentación del certificado de antecedentes penales.

La continua inconducta de los gobiernos populistas de pagar militancia (votos) con carguitos públicos es a esta altura abusiva. No solo la concejal Gil (que hoy enfrenta un conflicto de intereses para legislar), otrora puntera del asentamiento de Los Hornos en Cuartel V, impulsado por la pareja Fernández/Castro. También sus dos hijas son funcionarias, (una de ellas, pareja de Beliz), como así también Saavedra y su hermana, Secretaria Privada de Mariel Fernández. Todos del entorno íntimo de la Intendenta.

Es inminente la resolución del Juzgado de Faltas sobre el hecho, lo aguarda con ansias el damnificado y su abogado para realizar la denuncia penal correspondiente. En el mientras tanto, la oposición en el HCD originó un pedido de informes hacia el Ejecutivo, para que en el plazo perentorio de una semana se expida al respecto.

© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 

MORENO: DE LA CIUDAD “DORMITORIO” A LA FÁBRICA DE POBRES

695 317 Gustavo Ladelfa

A nadie escapa que Moreno venía creciendo en 100.000 habitantes cada diez años desde los ochenta. La movida impulsada por un tal Ernesto Lombardi y su famosa mesa sindical y el grupo conformado por el ya fallecido arquitecto Claudio Caveri, el ingeniero Luis Brunatti, Juan Bebe Ricci y compañía por el otro.

Se trataba de un grupo de intelectuales de izquierda encolumnados detrás de las ideas Guevaristas, que quedaron sepultadas definitivamente en La higuera en octubre del 67 y en las Encíclicas papales que rezaban sobre el derecho inalienable del hombre sobre la tierra. Allí donde chocan el ateísmo marxista y la fe católica, idéntica contradicción hallada en los muchachos del Nacional Buenos Aires, que pasaron de las Juventudes Católicas a engrosar las filas de Montoneros.

La situación se aceleró aún más con la llegada a los pagos de Florencio Molina Campos, de un tal Mariano Federico West Ocampo. Nacido en Mar del Plata, llego a Moreno con 24 años recién cumplidos para ocupar un cargo en la Dirección de Tierras y Vivienda en el gobierno democrático del Doctor Ibáñez. Venia auspiciado desde el obispado de Morón en aquel entonces en manos de Monseñor Laguna; del que, según dicen fue monaguillo. Allí nació la Organización Madre Tierra de la cual West fue miembro fundador.

Más tarde paso a ocupar la Secretaria de Bienestar Social del municipio, con Lombardi como Intendente y los asentamientos de la periferia comenzaban a crecer con una velocidad inusitada. Se trataba de miles de personas trasladadas de las incipientes villas de la Capital y del primer cordón de conurbano, más tarde comenzaron a llegar migrantes del NOA Y NEA, por ultimo arribaron los extranjeros marginales de Bolivia, Paraguay y Perú, expulsados por la propia miseria de sus países de origen.

Se ponía en marcha el perverso sistema de atestar de familias el territorio, asentándolas sobre parcelas fiscales sin ningún tipo de infraestructura ni de servicios prestablecidos. El máximo responsable: Mariano West, que insiste con retener esa pequeña cuota de poder que aún le queda.

El daño sobre la ciudad ya está ejecutado, según las últimas Encuestas Permanentes de Hogares (EPH), Moreno ha recibido los últimos diez años la mayor cantidad de migrantes, teniendo en cuenta los más dos mil doscientos distritos de todo el país. El único objetivo a la vista de ese grupo de hombres y mujeres que condujeron los destinos de este Moreno totalmente desarticulado, fue documentar a cientos de miles de almas, mantenidas con el goteo de los fondos provinciales y nacionales. El resultado a la vista fueron las victorias aplastantes en las elecciones desde el año 1995 al 2015.

La bomba explota sobre el fin del gobierno de otro peronista: Walter Festa, precisamente uno de los tantos cuadros de West, con el que finalmente depusiera su largo reinado. Unas doscientas mil almas nuevas se fueron subiendo a este barco a la deriva llamado Moreno. El Censo postergado será más esclarecedor al respecto.

Hoy es Mariel Fernández la que continúa recibiendo las esquirlas de tan intensa deflagración. Es tan profunda la devastación, que candidatos oficialistas y opositores coinciden off the record en que este municipio no tiene solución posible a la vista.

Se acercan, una vez más las elecciones de medio término, y en este desconcierto de la no campaña, producto de la pandemia y de las arcas secas del estado, solo se ven fotos de una desvencijada película en blanco y negro de la que Moreno no puede escapar. El abarrotamiento de personas la ha convertido en el distrito más importante en lo que a electores se refiere. Esos mismos que año a año se auto flagelan en nombre de Perón, Evita, Néstor y Cristina; mientras continúan comiendo salteado, pisando barro y defecando en un pozo, con la sola promesa que el próximo bono les otorgue, aunque mas no sea un frasquito chiquito de felicidad como la muestra gratis de esa fragancia parisina de moda, la cual nunca van a poder disfrutar.

Es tan nocivo lo que ha desplegado la política de la democracia sobre estas comunidades, que la reversión será necesariamente muy dolorosa, tanto como intentar mover un cuerpo completamente fracturado, sin antes colocar los huesos en su lugar y sanarlos por completo. Hablamos de personas, de por lo menos tres generaciones de extraviados, que la sociedad los ha repelido hacia los márgenes de la estructura sin posibilidad alguna de reinserción. El país debe preparase a contener a cientos de miles de congéneres conectados al respirador artificial, y reparar el tejido social hasta que sane.

© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 

VACUNADOS DE CINISMO

716 389 Juan Emilio Mirabustos

A una morenense educadora y mediática, kirchnerista de closet, le descubrimos lo que todos los de su condición e ideología hacen. Y se enojó, como lo que todos de su condición e ideología hacen.

Para comenzar, hay que aclarar una premisa que siempre se da en este ejercicio del periodismo: las fuentes nunca no son buenas. Parece raro pero así es. No significa que no sean falibles, para eso existe el chequeo de varias fuentes. Si de tres fuentes, dos coinciden, eso quiere decir que la noticia es fehaciente. Y más si una de esas dos fuentes es la protagonista de la noticia.

Estos últimos días nos ha llegado un trascendido muy fuerte de algo que ya se notaba en las redes sociales: la desesperación de la militancia kirchnerista por mostrarse vacunados de COVID 19, aún faltando muchísimas personas adultas mayores y personal médico por inocularse. No les importó. La orden de arriba, de la jefa, es mostrar que la única vacuna que hay en Argentina para más de 45 millones de personas es buena, aunque la hayan comprado cuando todavía no había ni siquiera superado su fase 3.

Fue tan desastroso el plan de vacunación “más grande de la historia” que tuvieron que comprar de apuro otra vacuna china para los docentes porque las clases había que empezarlas sí o sí. La euforia de los maestros/as, profesores/as y porteros/as de escuela admiradores de Roberto Baradel, quizá el peor dirigente de los docentes de toda la historia argentina, no tardó en notarse. Las fotos de todos aquellos que hasta les daba fiaca dar clases por zoom y que sin ponerse colorados te decían que “para qué dar clases si cobramos igual todos los meses”, vacunados, mostrando el cartoncito al lado del banner de Vacunate del gobierno del poco provinciano Axel Kiciloff y en muchos casos, haciendo la V con los dedos. Sí, se sacan fotos vacunándose como cuando te sacás la foto con los lobos marinos de Mar del Plata. Una inusitada falta de respeto a todos los adultos mayores y personal de salud que aún no fueron inoculados ni siquiera con la primera dosis de la famosa vacuna rusa. De repente se acordaron que eran “personal esencial” y fueron a internet a registrarse para vacunarse, cuando estuvieron todo el año rascándose el higo haciendo que enseñaban desde sus casas y cobrando religiosamente cada 29. Pero además, muchos de ellos hicieron un máster de golpes de pecho.

Hace pocos días publicamos una foto de una profesora que se fue a vacunar y, de muy buena fuente, sabemos que prácticamente no trabajó en todo el año pandémico sin siquiera dar clases por zoom. Esa publicación fue hecha en base a varias fuentes, entre ellas, la de un importante medio periodístico donde su único “defecto” es tener dos facebook, de los cuáles no se sabe si uno de los dos o ambos, son reales. No fue que en esa sola fuente se vio y ahí nomás se publicó. Varias personas nos han dicho que esa persona, la “profe”, es muy difícil, de carácter muy especial y que lo de su año casi sabático, como la mayoría de los docentes bonaerenses, fue cierto. Tras la publicación, muchos de sus amigos y colegas empezaron a atacar al medio colega y luego la protagonista fue directamente a nuestra publicación y a llamar a uno de nuestros integrantes a altas horas de la noche para decir que la hemos difamado, que quería disculpas públicas y que digamos “la verdad”. En ningún momento se le faltó el respeto en el soliloquio telefónico que ha armado. Inmediatamente se levantó esa publicación en nuestras redes sociales y se la reemplazó por otra donde, independientemente de las disculpas del caso, nada impide que la libertad de expresión sea manchada por agentes externos.

Eso fue lo que no le gustó a la protagonista de las publicaciones, la “profe” que, orgullosa de la “vacuna peronista”, se sacó fotos al momento de la inoculación que le correspondía a un jubilado o a un personal médico. Y decimos bien, “vacuna peronista”, porque no hay foto que no sea de algún admirador de CFK o un militante kirchnerperonista, vacunándose y mostrándolo en sus redes sin el más mínimo tapujo. Como si la vacuna la hubiera hecho Alberto de guardapolvo o Cristina entre tubos de ensayo sacando humito. Y la gran mayoría de sus amigos que se ocuparon de bancarle los trapos a este personaje a través de comentarios agresivos hacia el medio que publicó primero las fotos de la protagonista vacunándose alegremente, todos, absolutamente todos, son kirchnerperonistas. Todo su entorno, tanto laboral como personal. Cualquier excusa de “no tengo ideología” es como el viejo pero poco efectivo “no soy kirchnerista, ah pero Macri…”. Nadie le impide que haga los dedos en V adentro de un ropero, pero que encima se enoje porque todo su entorno lo hace fuera de él, es un despropósito inútil.

Inmediatamente de nuestra retractación, no terminó ahí. Durante toda la madrugada la “profe” mandó decenas de mensajes quejándose de nuestras disculpas públicas con frases incongruentes como “No se retractan de lo que ustedes imaginan” (?) o “cuasi disculpa” (??) o “son la casta de gente que nos pretende representar” como si fuéramos esos políticos que tanto odian porque no roban, son honestos ni apañan a gente que, de docente, tiene menos de educadores y más de levantarse a las doce.

Nadie cuestiona su profesión como a nosotros no deberían hacerlo estos adolescentes crónicos que se emocionan con una señora desvariada emocional que les grita desde un palco que vayan por todo. Nadie bien pensante le va a señalar con el dedo cuando se emocionó hasta las lágrimas arriba de un avión low cost, esos que el kirchnerperonismo gobernante exterminó porque “Macri lo hizo”. La única verdad es la realidad, como decía aquel milico que sus fans quieren hacer pasar como democrático. Nosotros nunca vamos a dejar de retractarnos ante una información de la que falten aún más fuentes y siempre que lo hagan con el mismo respeto con el que lo hacemos nosotros, aunque después se envalentonen y digan gatafloramente “ah, tus disculpas no me gustan”, como nos ha pasado esta vez. Lo que nos gustaría (y sí, es utópico que un militante enfermo de esta casta política que se vacunó primero antes que a nuestros viejos y personal de hospital lo haga) son disculpas públicas por quitarle la vacuna a quien realmente la necesita. Porque eso va a pasar: se vacunan, piden una licencia que van a cobrar religiosamente cada mes, no van a dar clases ni siquiera en la compu (que la van a usar para ver Netflix) y van a dormir felices gracias a que los Fernández de Kirchner los vacunaron y los “salvaron” de una muerte evitable. Y están con salud, tienen menos de 60 años, pero lo que menos tienen es vergüenza.

Nosotros hacemos periodismo, pero nunca al borde. Es lo que hay.

JEM

ESCÁNDALO: 1100 NUEVOS EMPLEADOS A PLANTA PERMANENTE EN EL MUNICIPIO DE MORENO

1024 387 Juan Emilio Mirabustos

Moreno tiene uno de los slogans más incompatibles con la realidad del distrito: “Donde florecen mil flores”. No tan demagógico como “Gobierno del pueblo”, cuando sabemos que el pueblo no gobierna, sino sus representantes, elegidos alegremente (o mejor dicho, enojaditamente) por quienes esperaban una Dinamarca en menos de tres meses de gobierno no peronista.

Pero en Moreno no florecieron mil flores, sino más de 1100 empleados municipales pasados a planta permanente, en pleno año electoral, para garantizarse más de 1100 votos en las elecciones intermedias a ocurrir a mediados de este año, siempre que no suspendan las PASO, como ya se está hablando en pos de evitar una doble catástrofe electoral oficialista, tras el escandaloso regreso del populismo más rancio, el brutal crecimiento del asistencialismo y el desastroso manejo de la pandemia, con la promesa de 5 millones de media dosis de la vacuna rusa Sputnik V antes de febrero, de las cuales ni siquiera llegó la décima parte. Todo un tiro en el pie en tiempo récord.

Recordemos que a principios del año pasado, cuando el flamante presidente Alberto Fernández iba a decir que el coronavirus se curaba con un tecito caliente, por aparente decisión de la recientemente asumida intendente Mariel Fernández se pasó a disponibilidad a una gran cantidad de empleados públicos, en su mayoría estrechamente vinculados a la pasada gestión de Walter Festa, como María Emilia Valiente, hija del folclorista Luciano Valiente, que durante más de media década vivió en la provincia de Entre Ríos, “guardándose” de las acusaciones de ser parte de una asociación ilícita que vendía autos “mellizos”.

La protesta de los empleados despedidos tuvo algo que causa asombro y hasta un poco de ternura: las pintadas que se ven en el frente del recinto municipal, rezando “Mariel = Macri”. Algo clásico del peronismo es mandarse todos los errores, pero culpar infantilmente de los mismos a los que están afuera del “movimiento” o de lo “nacional y popular”. Y eso que apenas había pasado un mes de la asunción de la delfín de Mariano West a lo más alto de la política en el municipio.

Aquí les presentamos, a modo de primicia, parte del listado de los 1103 nombres de empleados pasados a planta permanente en el Municipio de Moreno, con una curiosidad: los últimos de la lista aparecen de modo casi anónimo, solamente con su documento de identidad.

La pregunta es: ¿cuántos de los de la lista están cobrando sin existir o sin saber? Todo es posible en el lugar “donde florecen mil flores”… y más de 1100 empleados municipales.

VICTORIA DONDA, COLECCIONISTA DE DESLICES

574 408 Gustavo Ladelfa

Corría el año 2011. Por esos tiempos la Feria del Libro de Moreno era un oasis cultural al oficialismo kirchnerperonista, que ya tenía en sus planes armar otra feria para competir con el inusitado éxito que tenía el evento independiente y gratuito.

Donda presentando su autobiografía en la recordada Feria del Libro de Moreno en 2011. Hoy, tanto lo que fue su comisión organizadora, como la actual titular del INADI, son fervientes kirchneristas.

En esa ocasión apareció como invitada Victoria Donda, la hija de desaparecidos devenida en dirigente política a presentar su autobiografía “Mi nombre es Victoria“. Por esos tiempos militaba para el Frente Progresista, ferviente opositor al kirchnerismo gobernante, con Carlos López y Lucas Franco como referentes locales. Hoy ese frente desapareció y la gran mayoría de ellos se pasó al kirchnerismo a cambio de puestos estratégicos. Franco es ahora concejal por el peronismo y Donda es la titular del INADI, el polémico instituto contra la discriminación. No pasó mucho tiempo para pasarse de bando. Pero tampoco pasó para que se sepan verdaderos bochornos en la novel dirigente oficialista. El descubrimiento de tener por más de media década con el mismo sueldo y en negro a su empleada doméstica, intentando comprar su silencio con un puesto en el INADI a ella y a una pariente, era apenas la punta del iceberg de una impresentabilidad solamente apoyada por el peronismo que gobierna, que además tiene su conexión en nuestro distrito de Moreno.

Victoria Donda con pañuelo abortero junto a su actual pareja, Federico Diberto.

Federico Diberto, actual pareja de la hasta ahora titular del INADI, Victoria Donda, es uno de los nietos del Doctor Rubén José Vizzo, fallecido en 2014.  A su vez, Vizzo, candidato a intendente, concejal y convencional constituyente en 1994 por el Frente Grande, fue amigo en vida de José María Laureano Donda; padre desaparecido de Victoria.

Sus padres, Graciela Vizzo y Marcelo Diberto, docentes activistas los dos, ejercieron en la localidad de Moreno durante mucho tiempo. A Federico se lo recuerda en este distrito desde los 8 años y junto a sus progenitores vivió en el Complejo Habitacional Catonas hasta el año 2019, detrás del quiosco de diarios.

Allá por agosto del año antes mencionado, la familia Diberto compra una propiedad de 11.50 metros de frente por 44.50 de largo en la calle Abanderado Grandoli 3551 de la localidad de Trujui. La fracción de terreno que incluye una vivienda, perteneció en su momento a Manuel Torres y sus herederos le vendieron a los Diberto con la sucesión en trámite (cuestión improcedente) por la suma de 55.000 dólares en efectivo (otra cuestión improcedente).

Sobre la izquierda de la locación en cuestión (vista de frente) y al fondo de la misma, viven otros familiares directos del clan Diberto, quienes siempre soñaron tener ese lugar. A su vez, Federico tiene como domicilio un departamento en Ramos Mejía y milita desde hace años en la zona de Morón para lo que fue Libres del Sur y su brazo armado (piqueteros) Barrios de Pie. Hoy todos transmutados a otro sello de goma denominados Somos, después de la deserción de Donda del partido progresista formado por Humberto Tumini y Jorge Ceballos, directamente a la sociedad conformada por otro flojo de papeles; Daniel Menéndez.

Las primeras visitas de la prometida de Diberto (Donda) se dan allá por enero de 2020, que siempre que junto a su pequeña hija y en su Citroën C4 gris metalizado (en existencia de su última Declaración Jurada en la suma de 140.000 pesos valor fiscal). La dirigente K no faltó en casi ningún fin de semana hasta mediados de diciembre del año que pasó.

 

 

DE CONTRATACIONES DIRECTAS, COOPERATIVAS Y OTRAS HIERBAS

Allá por agosto del 2020, nos enteramos por el medio digital Realpolitik que la administración Kiciloff había hecho uso (y abuso) del poder de contratación directa que le otorgaba el estado de pandemia y cuarentena decretado por el Presidente Fernández el 20 de marzo del pasado año. La beneficiada en este caso fue la Asociación Mutual Comunidad Solidaria para el Desarrollo, que debía entregar una cantidad expresada en cientos de miles, de botas descartables y cofias de protección. Se trató una vez más de la execrable intermediación a la que nos acostumbraron en los últimos tiempos varios miembros del actual Gobierno, comenzando por el Ministro de Salud Ginés González García.

En el caso apuntado, Federico Diberto, actual Secretario de la Mutual, ofició de nexo entre los proveedores/fabricantes y el estado, que peca una vez más de la falta de controles. Esta vez la excusa fue la emergencia sanitaria. El mismo portal platense daba cuenta que Diberto aparecía trabajando para diferentes laboratorios, con un sueldo cercano a los 300.000 pesos. Vaya casualidad, el mismo rubro en el cual opera la Asociación Mutual y en donde el sobreprecio es moneda corriente.

Volviendo, a por lo menos la irregular compra de la finca en Moreno, los vecinos nunca dejaron de ver camiones de corralones de materiales permanentemente, desde el momento que fue adquirida, incluso con pisos de porcelanato. Demasiada inversión para una casa que está en medio de una de las zonas más inseguras del conurbano oeste y a unos 50 metros de la Ruta Provincial 23.

Personal doméstico en negro, un novio piquetero poco escrupuloso, negociados con plata de nuestros impuestos… ¿Con qué otra cosa nos va a sorprender Viki? Por lo pronto, nos está confirmando cada día con que eso de escudarse en los derechos humanos, a veces no te hace ni derecha ni humana.

 

  • 1
  • 2